“Vayan y privaticen a la puta madre que los parió”

La senadora Layda Sansores (Movimiento Ciudadano) levantó el tono de reproche a la mayoría del PRI, PAN y PVEM que puede aprobar el proyecto de dictamen de la reforma energética, y en la expresión más caldeada del debate de hoy gritó: “Vayan y privaticen a la puta madre que los parió”

La senadora de Movimiento Ciudadano, Layda Sansores, subió el tono de su discurso durante el debate del proyecto de dictamen de la reforma energética y lanzó un “vayan y privaticen a la puta madre que les parió”, mensaje que dedicó a los legisladores que apoyan la iniciativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Ustedes que quieren  privatizar y están con este ánimo de los tiempos nuevos, pues vayan, privaticen los sueños, privaticen la ley, privaticen la justicia”, señaló la legisladora citando al fallecido escritor portugués José Saramago.

Pregunta Inteligente: ¿Qué dijo José Saramago sobre la privatización?

“Pero si quieren que haya realmente una privatización a fondo, vayan y privaticen a la puta de su madre que les parió y eso sería mucho mejor que lo hicieran porque al menos esa es suya, esta patria no les pertenece porque no se la merecen”, añadió Sansores.

En su intervensión, la legisladora originaria del estado de Campeche, reiteró su oposición y lanzó acusaciones a los defensores de la iniciativa de reforma energética.

“Insultos, patadas, puñadas, es lo que le están dando a México”, reviró la senadora tras recibir reclamos durante su discurso.

¿QUÉ DIJO SARAMAGO SOBRE LA PRIVATIZACIÓN?

José Saramago, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998, publicó en 1997 la compilación Cuadernos de Lanzarote, donde está incluida la siguiente cita:

“Que se privatice Machu Picchu, que se privatice Chan Chan, que se privatice la Capilla Sixtina, que se privatice el Partenón, que se privatice Nuno Gonçalves, que se privatice la catedral de Chartres, que se privatice el Descendimiento de la cruz de Antonio da Crestalcore, que se privatice el Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela, que se privatice la cordillera de los Andes, que se privatice todo, que se privatice el mar y el cielo, que se privatice el agua y el aire, que se privatice la justicia y la ley, que se privatice la nube que pasa, que se privatice el sueño, sobre todo si es diurno y con los ojos abiertos. Y, finalmente, para florón y remate de tanto privatizar, privatícense los Estados, entréguese de una vez por todas la explotación a empresas privadas mediante concurso internacional. Ahí se encuentra la salvación del mundo… Y, metidos en esto, que se privatice también a la puta que los parió a todos”, escribió Saramago, fallecido en 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: