Lista la final de la Copa MX

copa

Las semifinales de la COPA MX, terminaron el día de ayer con los partidos entre Atlante vs Puebla en el Estadio Andres Quintana Roo, y el América vs Cruz Azul, hicieron los honores en el Estadio Azteca. Cada encuentro se decidió desde los 11 pasos, en la tanda de penales donde los Potros de Hierro vencieron a La Franja y la Maquina se impuso ante las Águilas.

El Atlante regresa a una Final. En un partido sufrido que empató y ganó a través de la pena máxima, los Potros de Hierro del Atlante se impusieron a los Camoteros del Puebla en tanda de pénaltis después de un empate a uno en el tiempo reglamentario.

Atlante y Puebla se olvidaron por un momento de los problemas porcentuales que viven en el torneo de Liga y se enfrascaron en un duelo poco espectacular que se tuvo que definir desde los once pasosi tras un empate a uno en los 90 minutos reglamentarios.

Ni Daniel Guzmán ni Manuel Lapuente quisieron dar ventaja y salieron con sus mejores hombres al terreno de juego. Y aunque los Potros buscaron aprovechar su localía desde el arranque del  partido, fueron los poblanos quienes encontraron un mejor funcionamiento y en al menos tres ocasiones en los primeros 45 minutos tuvieron para abrir el marcador.

En la primera, la zaga azulgrana salvó del primer gol en la línea tras un cabezazo de William paredes. En la segunda, el portero Jorge Villalpando  con una gran atajada le quitó el gol a Luis Miguel Noriega y en la tercera un mal contacto de Jonathan Lacerda solo frente a la portería evitó que los poblanos se fueran arriba en el marcador.

Los Potros no tuvieron capacidad de respuesta. Sus delanteros no hicieron conexión con la gente de media cancha y todas sus jugadas a la ofensiva se quedaron en intentos que la zaga camotera supo contener sin mayores problemas.

Para la parte complementaria la escuadra azulgrana adelantó sus líneas y aunque tuvo poca profundidad y claridad al ataque, logró equilibrar el partido que hasta los primeros 45 minutos había sido totalmente para el equipo de La Angelópolis.

Cuando mejor jugaba el Atlante, el Puebla en una jugada por la banda derecha abrió el marcador por conducto de Isaac Romo, quien dentro del área anticipó a su marca y remató una pelota con la pierna derecha para darle la ventaja momentánea a La Franja al minuto 71.

Ocho minutos después en una jugada a balón parado, Esteban Paredes cayó dentro del área y el central decretó penal a favor de los locales. El chileno tomó la pelota y convirtió la pena máxima para igualar la pizarra al minuto 78.

El equipo de Daniel Guzmán despertó y se fue al frente, sin embargo no pudo abrir a la defensa poblana y al final todo se tuvo que definir desde la pena máxima.

En el punto de los 11 pasos los azulgranas mostraron mayor precisión y se llevaron la tanda por marcador de 5-4 y con ello su boleto a la Final de la Copa MX.

DEL OTRO LADO; EN EL AZTECA…

Con garra y un futbol que no se le había visto en lo que va del semestre, Cruz Azul tendrá una nueva oportunidad para disputar una Final y buscar terminar por fin con los fantasmas que han ensombrecido su historia en la última época.

Fue necesario ir hasta el último tiro de la tanda de penales, después del 1-1 en los 90 minutos. Un lesionado Christian Giménez se encargó de poner el quinto penal a favor de Cruz Azul y después la presión venció a Aquivaldo Mosquera, quien puso el balón en la tribuna y con eso le regaló el pase a la Final a los celestes.

Parece que el América de Miguel Herrera tiene un tope y ese se llama Semifinales, pues van tres torneos en los que el cuadro del “Piojo” no logra superar dicha instancia. Hoy no pudo ser capaz de vencer a un Cruz Azul que llegaba con más dudas que certidumbre en su presente.

Sólo pasaron cuatro días pero para Cruz Azul fueron “meses” por el cambio en la actitud y en el nivel mostrado en comparación al partido ante Atlas. Guillermo Vázquez prescindió de Pavone y Bertolo para mandar al “Chaco” Giménez de inicio y demostrar que la lección del último partido ante América estaba aprendida.

El juego de ajedrez estuvo a la orden del día en los primeros 15 minutos con un América que puso una alineación inédita en la era de Miguel Herrera y con Osvaldo Martínez en el banquillo, mientras su otro creativo (Sambueza) ni siquiera estuvo en la convocatoria.

Poco a poco Cruz Azul fue entendiendo el esquema del “Piojo” Herrera y superó el nerviosismo inicial que trajo como consecuencia cuatro faltas consecutivas de Torrado, su amonestación y quedarse cerca de la roja.

Fue al 28′ cuando las Águilas pagaron caro los movimientos que conllevó el cambio de esquema al momento en el que Israel Castro incursionó por derecha, pues ni Reyes, ni el “Maza” Rodríguez, ni Aldrete se preocuparon por el contención al tener de ese lado a Barrera y Teo Guitérrez.

Castro metió una diagonal exacta hacia la media luna para la llegada del “Chaco” Giménez, quien empalmó el esférico de gran forma para ponerlo al fondo de la portería de Hugo González.

La respuesta no se hizo esperar con un riflazo de Molina que pasó muy cerca del poste izquierdo de Corona y con un América que buscó colocarse al frente pero sin mayor idea ante la ausencia de creativos como Sambueza y Martínez.

“Hobbit” Bermúdez fue la opción a la que recurrió Herrera para el complemento dejando fuera al “Topo” Valenzuela. El partido cambió por completo.

América se adueñó de la pelota, en gran parte por la condescendencia celestes, e intensificó el ritmo del partido. Jiménez avisó, pero se encontró con Corona y en la segunda, las Águilas no perdonaron.

Adrián Aldrete metió gran centro por la banda izquierda para la aparición de Narciso Mina quien giró la cabeza e impactó el esférico para superar al portero cementero y poner el empate a los 62 minutos. El momento era todo de América y el partido en su mejor versión.

Osvaldo Martínez ingresó por Molina y de inmediato se hizo notar con un disparo de fuera del área que Corona rechazó con un gran lance y luego Cruz Azul no quiso ganarlo.

Y es que Gerardo Flores metió un excelso centro por derecha que encontró solo al “Chuletita” Orozco, quien se llenó de pelota y frente a González mandó su cabezazo fuera de la portería. Simplemente increíble.

Todavía Barrerá tuvo un disparo que pasó zumbando el poste azulcrema ante el grito ahogado de los más de 80 mil que se dieron cita en el Azteca. Todo se definiría en penales. 

El hombre que se pinto como el villano del cuento Azulcrema, fue Aquivaldo Mosqueda al volar el ultimo tiro por encima  de la porteria de Jesus Corona. Con el vuelo del esferico sobre los tres palos, se iba la esperanza de los de Coapa de pasar a una final de la mano del “Piojo” Herrera, que en su andar con las Aguilas no ha logrado pasar de esta instancia en ningún torneo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: